Foro Facebook G+ Twitter Youtube RSS Contactar
El Lipoláser en la zona de la papada
es un procedimiento muy seguro y eficaz.
El Lipoláser se utiliza para el rejuvenecimiento
de la papada, el cuello y el óvalo facial.
El contorneado del cuello y el tercio inferior facial
asistido por láser consigue alto grado de corrección.
El Lipoláser trata la papada y el óvalo
facial con excelentes resultados.
Las nuevas técnicas de rejuvenecimiento de cuello
y óvalo facial facilitan un resultado natural.
  

Equipo láser necesario para realizar el Lipoláser

Las más recientes novedades incluyen el diseño de un equipo con una longitud de onda selectiva para la destrucción del adipocito junto con la capacidad del calentamiento global del tejido conectivo para lograr una retracción cutánea eficaz. La emisión continua parece más segura que la emisión en pulsos, ya que evita los picos térmicos.

El módulo de láser de diodo 924/975 nm fue desarrollado como un accesorio de la plataforma Aspire (SlimLipo ™, Palomar Medical Technologies, Inc.) con una fibra directa resistente a la fractura. El accesorio consiste en dos láseres, uno que emite a 924 µm y otro a 975 µm, que pueden controlarse de forma independiente en modo de onda continua (CW) hasta alcanzar la energía total deseada.

 Imagen del equipo utilizado para realizar lipoláser

Imagen del equipo para realizar Lipoláser.

Sólo en dos longitudes de onda hay predominancia entre la absorción de grasa y agua, una de ellas a 924 µm; representan selectividad relativa para la grasa y para el tejido dérmico, fibroso y conectivo.

Equipo para realizar el Lipoláser en cuello y zona facial.

Equipo para realizar el Lipoláser en cuello y zona facial.

La fibra tiene1,5 mm.de diámetro, no va vehiculada por cánula y se puede elegir entre diferentes longitudes, nosotros hemos usado la de15 cm. La emisión es continua con un límite de 20 W para cada longitud de onda, especialmente diseñado para lograr un calentamiento global del área de tratamiento evitando los picos de temperatura. El tip ha sido diseñado para disminuir la resistencia mecánica al atravesar el tejido fibroso, dada su elasticidad y la conificación de su extremo. 

Fibra óptica del láser facial

Fibra óptica del láser facial.

Inicialmente, el calor generado por el láser altera el balance de sodio y de potasio en la membrana celular, lo que lleva al paso de líquido extracelular al espacio intracelular, con incremento del volumen de los adipositos. El calentamiento fototermolítico es el mecanismo más adecuado para controlar la liberación de calor en el tejido, de este modo la fibra óptica optimiza su penetración y se evitan los picos de calentamiento. La emisión continua y la selectividad por los lípidos disminuye los picos de calentamiento en la dermis, esto explicaría la ausencia de quemaduras dermo-epidérmicas.

Con energías más elevadas se provoca la ruptura de los adipocitos y coagulación de las fibras de colágeno y de los pequeños vasos. Debido a la ruptura de la membrana, las lipasas liberadas por el adipocito producen la licuefacción del tejido, lo que facilita la aspiración posterior. La coagulación de los pequeños vasos disminuye el trauma operatorio. La fácil penetración de la fibra en el tejido fibroso comparándola con la cánula tradicional, permite unos movimientos menos forzados, más regulares, que junto a la flexibilidad del tip facilita alcanzar todas las zonas con ayuda de la mano externa.

El mecanismo de acción del láser en la lipólisis puede explicar el escaso traumatismo y el corto tiempo de recuperación del tratamiento. La liposucción tradicional remueve, junto a la grasa, cantidades importantes de sangre y suero, precisa de la utilización de cánulas de mayor calibre y los movimientos de vaivén son más forzados por ser un tejido graso escaso y bastante fibroso. Por este motivo son frecuentes las irregularidades de la superficie de la piel y  también facilitan la ruptura de vasos linfáticos, que explican la persistencia del edema en la zona. El sangrado más abundante provoca las hiperpigmentaciones posteriores.

Los estudios de Veerappan con animales demuestran que se produce daño en la superficie epidérmica cuando se exceden los 46ºC. Histológicamente el primer día se ve discreta hemorragia, coagulación de las fibras de colágeno y daño en los adipocitos. Los adipocitos están rodeados de histiocitos (un marcador de lipólisis) aún al mes del procedimiento. Se observa que hay depósito de colágeno en la grasa subdérmica a la semana, siendo más intensa al mes.

¿Tiene alguna duda sobre el equipo con el que se realiza Lipoláser? Solicite una consulta informativa gratuita con uno de nuestros médicos expertos.